Google+ Agapornix esquizofrenico: Ellos dan el golpe

Friday, July 26, 2013

Ellos dan el golpe

Hace tiempo que tenía preparado esto. Escribo muy pocas entradas así, de la nada. Normalmente me las apunto y las voy completando...o no. Depende y esta es una de las que me apetecía completar y terminar.

Lei, tiempo ha, el equivalente femenino de este post. Bah, no descubrieron la pólvora, como tampoco creo que la descubra yo. Obviamente. Pero me apetecía hacerlo. Ya te digo que está todo hecho, descubierto y escrito. Pero quizás lo haga un poco más divertidamente.

Los hombres siempre hemos sido un poco ninguneados en el mundo de la moda y las tendencias, esto es asín. Sólo trasciende al gran público las peores como los piratas espinilleros blancos, las bandoleras pequeñitas o las chanclas de piel. El resto permanece ahí. Salvo la explosión de color....que se nos ha ido de las manos. Y quizás el corto de los shorts. Pero eso es otro tema.

La cosa es que, así como hay tendencias y cosas que se pusieron de moda y tienen como máximo referentes a actrices, movimientos artisticos y demás historas socioculturales, el mundo masculino no iba a ser menos. Yo no voy a entrar en la explicación a lo Diablo viste de Prada sobre el por qué llevas una camiseta con mensaje o un pitillo que bien podría ser una malla. Eso se lo dejo a otros para que hagan una lista en GQ, que es su nuevo formato.

Quiero destacar mis 10 looks masculinos mega famosos del cine, música y celebs en general. Algo así como los looks de referencia.

1.- American Gigoló. Antes de que Richard fuese el mito erótico de madres e hijas al unísono con Pretty Woman, hizo sus pinitos en esta gran pelicula de referencia ochentera. Con música de Blondie, bueno, realmente es la misma canción una y otra vez. A Richard lo viste Armani. Ou Yeah. El Armani de los 80. El del lino, los marrones, los trajes holgaditos, el monocolor, corbatas estrechas y corte impoluto. Algo así como Adolfo Dominguez ahora pero molando más. Nunca estuvo más guapo, Richard, no Adolfo y, como nota picante, se le ve el pajarito. Eran los 80 baby.


2.- Beisbolera Drive. La verdad es que no he visto la película. Pero, imagina, sin verla tienes grabada la "famosa" beisbolera en la retina. Una beisbolera, por cierto, que o eres Ryan o es bastante complicada que te la puedas poner en tu vida diaría. Doradita, de raso y con un ave del paraiso (o lo que sea)(resulta que es un escorpión) bordadita... Súper masculina y ponible si vives en Chamberí no es. Bueno, Chamberí quizás, que se ha convertido en ciudad dormitorio de Chueca, sí que puedes pero en.... el Corredor del Henares pues como que no. Por muy culjanter que seas, pones tu vida en peligro.


3.- La falda de Miguel Bosé. La firmaba Montesinos. Who else? Obviamente no trascendió al gran público pero sí que quedó como un referente de la época y de lo bien que lo hacía este señor antes de embarcarse en los desfiles infinitos con ropa de Desigual. Miguel daba pereza entonces y lo da ahora, as u know, pero nadie más podría haberlo hecho.



4.- Emilio Aragón en zapatillas y con traje. No me voy a aventurar a decir que fue el primero que lo hizo. Pero creo que no miento mucho si digo que fue quién lo hizo popular en territorio patrio... Nos guste o no. Fue tendencia. La gente lo adoptó como suya y se lo ponía. De hecho, si repasas muchos fotocoles españoles verás que esa tendencia está más que vigente todavía. Podemos decir que Emilio Aragón era el Jorge Javier Vazquez, que fue el Jesus Vazquez, de aquela época en T5. Directamente no pagaba alquiler porque vivía en los platós de la cadena.


5.- Tony Manero. Un icono de estilo comparado a Marilyn o Elvis. Reconocible 100%. El italo-disco latin lover. Bien de cuellos oversize, estrecho hasta decir basta, pantalón de campana imposible y muchas cadenitas sobre el pecho lobo. Bravo. Saturday Night Fever es mala. Sí, lo es. Es un coñazo de peli. Pero su banda sonora y su imaginario forman parte de la cultura pop global. John Travolta estaba condenado a ser Tony hasta que Danni Zucco lo fagocitó. Solo por esta escena, este peli merece ser venerada for ever.



6.- Corrupción en Miami. Niégalo si puedes. ¿Acaso no es un referente de estilo Don Johson en traje de lino blanco? Bueno, traje blanco de lino con camiseta. Fresquito, que en Miami hace mucha humedad. Y, sí, riete pero esta serie puso de moda muchas más cosa de las que crees y que todavía están, por ejemplo: La barba de 3 días, los colores pastel en el vestuario masculino (bueno, los colores en general) y las wayfarer de Don Johnson fueron un hit de ventas. Tanto fue asi que Macy's tenía su propio "corner" con una suerte de "Get the Miami Vice Look." Incluso llegó a poner de moda los mocasines sin calcetin. Ahí es nada. Versace, Adolfo Dominguez y Hugo Boss eran los fashion consultant de la serie. La fiebre "italian fashion style" estaba servida en los USA.


7.- Marinerito JPG. Yo no sé vosotros pero siempre que pienso en alguien vestido de marinero, estilo marinero o con una camiseta de rayas... pienso sin vacilar en el de Jean Paul. Quizás en Querelle, de donde, dicen, parte el mito erotigaylor del marinerito. Pero no hay nadie que haya hecho suyo un esterotipo con más fuerza.


8.- Michael Jackson: Michael es lo más y lo menos. Estrella y juguete roto según la entrevista, según si daba un concierto o era pillada saliendo de un parking con sus hijos tapados con tules. Daba igual, era noticia. Para bien y para mal. Pero volvamos a lo que nos ocupa. Una vez más, no es el primero, pero sí el que creó un estilo propio. El estilo Michael. ¿En qué consiste? En ponérselo todo. Brillar. Americanas imposibles. De domador. Militar. Uniformas. Medallas. Todo. Yo veo a Lanvin, a Dsquared, Dolce, Prada, Condesa.... Todas están ahí.


9.- Steve Urkel. ¿Qué sería de los modernos sin Steve? Pues no tendrían referencias. Obviamente nadie de esa generación conoce a Pee Wee Herman.... Ninguno había nacido. Bueno, yo tampoco. Le pese a quien le pese, su estilo no dista un ápice de lo que se ve por Malasaña y otros epicentros de la movida moderna.


10.- El tronista. Que como ya he dicho anteriormente, no es más que la evolución natural de eso que crearon los mass media que era: El metrosexual. Los hombres sensibles y que se maquillan, cuidan, compran cremas y se hacen las cejas. Sobre todo se hacen las cejas. Qué manía con las cejas. El invento les duró nada porque ninguna fémina que se precie quiere salir con alguien que parece gaylor. Si, ya está, ya está dicho: Los metrosexuales robaron el look gayer e hicieron mucho daño en la identificación. Dicho esto, volvamos a lo que nos ocupa. Si los metrosexuales prepararon el suelo, lo abonaron para que la planta creciera, el tronista es el fruto. Añadieron a la crema y la ceja (ay, la ceja) el escote interminable, la fantasía capilar, el complemento oversize y los tatuales. 


Muchos son los iconos.


No tiene nada que ver pero me apetecía.

No comments: