Google+ Agapornix esquizofrenico: Le secret

Thursday, March 28, 2013

Le secret

Es este un tema que quería abordar desde hacía bastante tiempo pero nunca pude. Ahora que me hallo atrapado en la estación de Sta Justa durante dos horas hasta que salga mi tren, tren que yo pensaba salía antes, pero no, pues me he decidido a empezar con él.

Desde el principio de los tiempos el hombre se ha visto en la necesidad de decorar su lugar de trabajo con cosas bonitas y confortables que le hagan las largas jornadas de trabajo, al frente de grandes multinacionales, algo más llevaderas. Algunos optan por obras de arte de dudoso gusto pero vivos colores, de artistas pre-conceptuales y avant-garde, bien de brochazos y manchas sin control en una difícil armonía de colores y delirio egocéntrico. Otros se decantan por llenar sus despacho de grandes y pesados muebles catedralícios que imponga respeto a los que sean invitados a traspasar las fronteras de ese universo sacro que es "el despacho del jefe", que, dicho sea de paso, ya sea una garita de obra o de dimensiones titánicas como el de ¨Pactar con el diablo¨ sobrecoge a todo el mundo.  Minimalistas, cercanos o inaccesibles, todos tienen algo en común, algo que les unifica: La secretaria.

La secretaria es esa gran desconocida pero imprescindible mujer, porque es casi siempre mujer, o mariquita, lo que es infinitamente peor, que siempre está atenta al teléfono, da recados y facilita el día a día del sufrido jefe que ¨bastante tiene con lo que tiene¨ La secretaria ha sido objeto de inspiración de infinitos libros, películas y canciones durante mucho tiempo…y lo que le queda. 

He aquí mis favoritos:

Secretaria - Mocedades. Clásico entre los clásicos del género secretaria enamorada. El jefe, que era un pinta porque la muchacha no paraba de mandar flores a diestro y siniestro, se encapricha de nuestra prota, pero ella, que es bien digna, se ¨niega a ser amable¨ maravilloso eufemismo. El jefe, que tiene reservado permanente en Fortuny, pasa de ella hasta lo indecible. Ella, profesional ante todo, le sigue entregando su amor incondicional como ya ha hecho con los mejores años de su vida. Eso es amor. 

Secretaria - Daniela Romo. También se aborda el tema del prendimiento pero con un punto más….latino. Daniela, un poco fresca, como ya hiciera en Bomberos, se pone buscona con el jefe, que, todo hay que decirlo, pasa bastante de ella. Y, si nos ceñimos al video original, no me extraña ya que el jefe es Miguel Bosé….que todos sabemos lo que hay. Versión mucho más picante y divertida que la de Mocedades que siempre fueron más sobrios…como buenos vascos. 

Sí Señor - Grupo Bravo. Canción menos conocida pero no por ello de menor calidad que las anteriores. Este fascinante grupo que saltó a la fama por su gran éxito Lady, Lady, también toca el tema secretaria. Esta vez no tanto enamorada como entregada a su trabajo. Con un toque más…critico, como era de esperar por la época, transición, libertad y todas esas vainas, pues aborda el tema de la oficina desde otro punto de vista. Inquietante diría yo. La muchacha en cuestión nos narra como tiene que hacer de tripas corazón para sobrevivir a su jornada laboral. Raro. Pero no deja de tener su aquel.

9 to 5 - Dolly Parton. No sólo es el titulo de una de las más famosas canciones de la gran Dolly, con la cual ganó dos Grammy en el 82, al ser también la que daba titulo a una divertida película, traducida a ¨Cómo eliminar a su jefe¨ Nos cuenta la delirante aventura de 3 secretarias que se quieren librar de su jefe. No librar en el sentido Miami sino más bien ¨darle una lección¨, en el universo Dolly no hay lugar para la violencia. Comparte cartel con Jane Fonda y Lily Tomlin. Maravilla visual.

Armas de mujer - Working Girl La secretaria que se convirtió en jefa. Pelea de gatas entre Melanie (pre-Antonio, pre-Málaga, pre-bottox y pre-todo) y Sigurni, cuando todavía era femenina. Un clásico de la comedia blanda de los 80. Delirio colorista. Orgia de formas, de bisutería, de chandal, de hombreras y de maquillaje a ras de pómulo. Cardados. La palabra que estais buscando es: Cardado. Aquí la secretaria deja de ser un adorno sumiso y se convierte en un tiburón vestido de Armani que le hace la 13/14 a su jefa y se queda con el puesto y el maromo. 

Secretarias de facultad. Esto ya es un hecho real. Al menos las de mi Universidad. No he conocido muchas más. Edad indeterminada. Estilismo imposibles. Siempre hay un cardigan, un broche y funda de gafas de por medio. Y a todas te dan ganas de preguntarle: Dìgame, ¿recuerda cuándo perdió la pasión por su trabajo?   


Y habrá alguna más pero ya sale mi tren. 

Un saludo

No comments: