Google+ Agapornix esquizofrenico: Es cosa de hombres

Wednesday, October 17, 2012

Es cosa de hombres

He cambiado mucho de enfoque al crear esta entrada. Bueno, más que de enfoque ha sido de temática. Todo empezó cuando el pasado día, el mundo conoció el famoso y aclamado anuncio de Brad y el nº 5. Tanto jaleo pa ná. Pensábamos ver un Brad espléndido al más puro estilo Mathew Maconajiú, antes de perder todos los quilos que alguien, sin desórdenes alimenticios, puede perder. Pues no, no encontramos una vieja retocada diciendo memeces de primero de perroflauta. Really? Mejor hubiese sido hacer como Romy y simplemente brillar como una luciérnaga.


Pues bien, después de verlo pensé "Hay mil mejores anuncios de colonias protagonizados por hombres" Anuncios clásico, por supuesto. Pensé en Brumnel, en Andros, en Old Spice, Jean Paul, Varón Dandy, etc. Pero no encontré mucho. Tan sólo un par de Dior (by Rene Grau), como siempre en mi base de fotos, gracias Abe.



Y de esta salté a otra idea que ya llevaba barruntando. Así como Brad ha sido el primer hombre en "anunciar" el Nº 5, conquistando así una cima más en la escalada del macho destronado por las súper hembras. Yo, desde aquí, también quiero reivindicar su importante papel, decisivo en algún caso. Ignorados por muchos, hoy quiero hablaros de: Los príncipes Disney.


El príncipe de Blancanieves. El pobre no tiene ni nombre.....ni educación. Pero tiene una perturbadora cara de travesti operada. Porque sale dos veces en la peli: Una haciendo el dueto del pozo de los deseos (mi parte favorita) y no sale más hasta que aparece, misteriosamente, de la nada, en mitad del bosque para darse el filete con una inconsciente Blancanieves. Who's da bitch now?
   
Photobucket

El príncipe de Cenicienta. Este ya tiene nombre, aunque chungo: Encantador y no aparece de la nada. Solterón al que obligan a casarse porque se le pasa el arroz. Hacen un fiestón pa escoger a la afortunada. Algo así como un Tú si que vales meets Reina del baile. Cenicienta está despierta cuando se dan el lote.


El príncipe Azul de La bella durmiente. Este tambien tiene nombre: Felipe e incluso un poquito de historia. Básica, pero historia. Este ya se lo tiene que currar pa poder darse el palo con otra inconsciente prota. Debía ser la única forma de pillar en la época.


Eric, el príncipe de La sirenita. Ya es un pivón. Morenito con ojos azules y tal. Aunque....bueno....hay algo turbio. Porque....se enamora de la voz de la fulana. Cortito debía ser al no percatarse de las intenciones de la muchacha.


La bestia de la Bella y la ídem. Tampoco tiene nombre. Disney debía tener un issue con sus personajes masculinos porque no le pone nombre a casi ninguno. La cosa es que este también coquetea con el travesti look-a-like. Pelazo siempre. A mi siempre se me gustó más cuando era la bestia.


Aladdin. El primero que da nombre a una película. No es realmente un príncipe. Aunque hace un Mary Donaldson y se agencia un reino. Bueno un sultanato. Que mola más.


John Smith de Pocahontas. Aunque de llame igual que un calzado deportivo muy famoso en otros tiempos, John es el primero que no da braguetazo. De hecho, se va medio listo de papeles pa Inglaterra. Que anda que vete tú con un balazo, 7 meses en un barco.....manco cuánto menos...por mucha medicina India que le hayan puesto.


El jorobado de Notredame. Este ni príncipe, ni reino, ni beso ni ná. Mucho de sufrir y muy de lo que cuenta está en el interior stuff.


Hércules. No era un príncipe, era un semidiós. Corto y musculado como uno de Gandia Shore.


Mulan. No recuerdo si había príncipe....aparte del momento Víctor o Victoria de la china.


Flynn de Enredados. Tampoco es un principe es ese tipico chuleta de discoteca que va de duro y de inaccesible, ese que se sabe irresistible porque realmente lo es, pero en el fondo tiene millones de issues emocionales que le impiden concentrarse. Te enamoras sí o sí. Asumelo cuanto antes. Así que imaginate a la loca que lleva encerrado 18 años....demasiado poco pasó. 



Y es que......

No comments: